Eberron. El trabajo Aundairianiano (V)

by

Eberron

Juego Eberron
Fecha 09-10-2011
Campaña Los Ignotus – The Aundairian Job
Lugar Valencia II
Asistentes Scott (Director de Juego), Sento (David), Leo (Silqüalin), Lohen (Duncan), German (Darwin), J.C. (Kat), Juan (Trasto)

Fortaleza de  Koch Sharaath, cerca de Orcbone

Había acabado el combate, estábamos agotados y seguros de que los peligros en esta fortaleza no se habían acabado, tendríamos que seguir o huir, pero estábamos exhaustos, aunque no quisiéramos, tendríamos que descansar.

Ninguna sala parecía la apropiada, normal, el tratar de descansar en una fortaleza llena de gnolls que nos quieren como postre, pues realmente no parece la mejor de las ideas, pero estaba claro que no teníamos más remedio que hacerlo, así que al final nos decidimos por la sala en la que se encontraba la hoguera gigante, pensamos que el que hubieran 17 cadáveres gnolls en el suelo, haría que los demás se lo pensaran un poco antes de atacarnos.

Gasté los pocos hechizos que me quedaban en curar a los miembros del grupo, aunque no hubo bastantes para poderme curar, ya lo haría más adelante si podía.

La noche pasó tranquila, más de lo esperado, al final la idea de dejar los cadáveres de los gnolls funcionó, y el que Trasto montara guardia con Duncan imagino que ayudó lo suyo, según nos contaron apareció algún gnoll para controlarnos, pero muy de lejos, seguramente nuestro descanso también fue el de ellos.

Por la mañana avanzamos por el corredor que nos faltaba, dimos a un distribuidor que tenía tres puertas, como siempre empezamos por la derecha (la mano que sostiene la espada).La habitación estaba llena de monedas de todo tipo por el suelo, oro, plata, cobre, escudos antiguos colgados en las paredes, armas,… un verdadero tesoro, como así era, estábamos en la sala del tesoro de los Dhakaani, unas 10.280 m.o. que aumentarían nuestro patrimonio si éramos capaces de salir de allí.

La siguiente puerta, la central, no fue tan satisfactoria, era una sala del trono, el techo de esta inmensa cámara se elevaba a 30 pies de altura y las paredes estaban recubiertas de símbolos sagrados pintados con sangre.

En  el  centro  de  la  sala  el  suelo  tenía labrado un símbolo demoníaco en las baldosas  de  piedra. Varias  columnas  adornadas  con  pieles  de hiena y símbolos rúnicos flanqueaban el hueco del suelo. Al fondo, en la pared oeste había un trono elevado. En la pared sur había una puerta y en la pared norte había una especie de portal demoníaco.

La pega es que eso no era lo único que había en la sala, también habían un trol (si, un troll), 2 gnolls con hachas, 2 gnolls arqueros y dos gnolls con vestimentas de sacerdores, menos mal que la sala era grande…

Empezamos mal, Duncan y yo recibimos las caricias del troll que nos dejaron casi inconscientes, y eso que no le dejamos repetir. Trasto le demostró que nosotros también sabíamos repartir, pero viendo que esa no era su guerra, decidió encargarse de los otros enemigos mientras los demás nos hacíamos cargo del troll. A día de hoy sigo sin estar seguro de si fue un trato justo.

El troll daba a diestro y siniestro, tenía un alcance que ninguno podíamos igualar. En nada nos encontramos que Kat, Duncan y yo estábamos a punto de morir. Intenté curar a Kat en medio del combate, sin demasiado éxito. Mientras Silqüalin y Darwin golpeaban al troll con todos los hechizos que tenían, el fuego era lo que más le afectaba al troll y ellos eran los mejores para ello.

El chaman se dio cuenta de que los ataques de nuestros magos eran muy efectivos, así que consiguió dejarlos sordos y, antes de que pudiera hacerles algo más, Duncan y yo acabamos con el chamán, si, mientras seguíamos peleando con el troll, no se cómo lo hicimos, pero lo hicimos.

Kat ya estaba al borde de la muerte, yo había conseguido recuperarme algo, lo suficiente como para huir de aquel matadero, pero esa no era una opción, me volví a meter en el rango del troll y conseguí curar a Kat antes de que lo mataran.

Mientras Trasto acababa con los arqueros y el mago que quedaba, pude lanzar una maldición al troll y Duncan finalmente acabo con él.

Ya sólo quedaba que Trasto acabara con el arquero restante, éste pidió clemencia en gnoll, ofreciéndose a colaborar, lástima que sólo Silqüalin entendiera gnoll y estuviera sorda por el hechizo del chaman….

Registramos los cuerpos de los vencidos y encontramos:

  • Tesoro 2.570 m.o.
  • 1 mapa de las minas de biesk de los Dakaani (la que utilizaron en la guerra contra los Daelkir)
  • 2 arcos largos compuestos de FUE+3
  • 2 espadas largas de gran calidad
  • 2 camisotes de malla de gran calidad
  • 70 flechas
  • 2 grandes hachas de gran calidad
  • 2 cotas de láminas de gran calidad
  • 2 símbolos sagrados de Yeenoghu (el dios gnoll)
  • 1 maza grande pesada +1
  • 1 coraza pesada +1
  • 1 gran hacha grande de gran calidad
  • Armadura de pieles grande

Ya limpia la fortaleza liberamos a los humanos y recogimos el cargamento secuestrado por los gnolls, regresando a Orc Bone, donde nos esperaba otra recompensa de 25.000 m.o. por recuperar el cargamento de la casa Orien.

Y aquí estamos, tomando unas cervezas en el castillo mientras nos reponemos de nuestras heridas, que no son pocas. Pero el ambiente es jovial, todo el mundo se encuentra mucho mejor que cuando partimos, más fuertes, más sabios y más experimentados.

Un sonido se oye en la lejanía de Orc Bone…. “LEVEL UP”.

David Legsbreaker, más clérigo que antes.

Inventario

Etiquetas: ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: