El Barrilete, de cuando intentaron matar a Ros en Noel (I)

by

Exo

Juego EXO
Fecha 21-06-09
Campaña El Barrilete, la última esperanza
Lugar Manises
Asistentes J.C. (Director de Juego), Victoria (Olalla), Perico (Sonrisas), Juan (Ryan), Sento (Dimas), Leo (Krell), Lohen (Jericó)

6 Enteku 3465, Noel Sector Cignus

Nos encontrábamos en una base militar de la 8ª flota donde los militares, pese a que nos miraban de reojo, nos trataban más o menos bien. Como no teníamos demasiado que hacer mientras reparaban la Barrilete, tendré que pasar a ver qué están haciendo los chapuzas estos, pasamos los días en un bar de la estación del que no recuerdo el nombre, pero sí que las bebidas eran bastante económicas.

En una de esas tardes nos encontramos a Juana en el bar, olvidados ya los malos tragos (aunque no sea mi caso, que de algunas cosas sigo acordándome perfectamente), Sonrisas llegó a salir a bailar con Juana, los marinos que allí estaban no se lo tomaron demasiado a bien y la cosa se complicó, empezando un reparto de guantazos en el que el que más repartió con diferencia fue Ryan, yo hice lo que pude, no pensaba hacer nada, pero en un rincón vi a una margabana (algo que desgraciadamente en esta galaxia no pasa con toda la frecuencia que desearía), y me tocó hacer el papel de macho dominante para conseguir una imagen presentable frente a esta. Después de parar un par de golpes con la cara y de repartir unos cuantos con no demasiada fortuna, conseguí llegar hasta ella para tratar de protegerla, mientras, Olalla utilizaba un sistema de lucha que nunca había visto, intentaba distraer a su contrincantes hablando con ellos, les decía que ella no quería participar en el combate, guantazo, que ella no quería problemas, guantazo, que a ver si iba a enfadarse, guantazo,…. Otros utilizaban sistemas más depurados como Krell, que se colocó debajo de la mesa y recibía los guantazos bajo de la mesa, no era mala idea, así había menos gente que viera la paliza que recibía.

Cuando pude centrarme en mi objetivo, quedar bien con la marbagana, pude comprobar, justo en el momento que los que más repartían eran los de la Policía Militar que acababan de llegar, que la marbagana estaba muerta, alguien le había cortado el cuello.

Un oficial de la PM cogió una foto que llevaba encima la marbagana (el cabrito fue más rápido que yo) y se la enseñó a Juana, era una foto de Ros, por lo visto se trataba de una asesina (increíble, algo tan bonito no podía ser malvado, seguro que era un error) y su objetivo era Ros, teníamos que avisarle, alguien quería que desapareciera y el jodido no cogía el teléfono, así que decidimos ir al hotel a avisarle.

En el hotel Olaya intentó conseguir la habitación en la que se encontraba, pero sus encantos no funcionaron con el recepcionista, estos humanos…. Así que le dejó una nota en recepción. El siguiente en intentarlos fue Sonrisas, entramos juntos, le pasó “mi” modium al recepcionista y averiguamos que Ros estaba en la habitación 1523.

Sonrisas subió con Ryan a la habitación, comprobaron que tenía puerta y que Ros no se la había dejado abierta, bajó a preguntarme si por casualidad yo tendría una llave, subí y comprobé que efectivamente Ros me había dejado una copia por si alguien quería matarlo y teníamos que ir a avisarle. Al abrir la puerta vimos una escena dantesca, un jional montándoselo con dos gusanos en la cama, fue horrible, menos mal que pudimos comprobar que los gusanos lo que querían era matarlo, uno de los gusanos se lanzó a por mí, seguramente por haberlo molestado, no conseguí esquivarlo y casi me envía a reunirme con todos mis ancestros (a la cárcel no, al paraíso marbagan), menos mal que Ryan seguía cerca y pudo acabar con ellos antes de que ellos acabaran con Ros y conmigo.

En el respiradero de la habitación Ryan encontró un agujero, y en su interior una caja metálica con patas, tuve que explicarles cómo funcionaba en ingenio, por lo visto nunca habían visto nada parecido, que raro, si es muy típico, una caja con patas dirigida y en su interior dos gusanos cariñosos, esto de trabajar con nuevos…

Ros intentó salvarme la vida, sin éxito, cuando ya empezaba a ver la luz al final del túnel, ésta se apagó, en un principio pensé que era por ahorrar, la crisis está llegando a todas partes, luego resultó que había sido Jericó, que también había subido y que por lo visto le caigo bien y consiguió curarme.

Ros no tenía ni idea de porqué habían intentado matarlo, Sonrisa sospechaba que Krell y Frey tenían algo que ver, ya que antes habían desaparecido y nadie sabía dónde estaban. Al interrogarlos Krell reconoció que por las noches no dormía bien, que no sabía si podía estar relacionado, pero que llevaba tiempo teniendo un sueño recurrente en el que un tyrano sin rostro le acechaba escondido, vigilante, y que gritaba “¿cómo que han desaparecido?, no sin mi venganza!!!!!”

Sonrisa llamó a Juana (por lo visto el baile había sido una especie de rito humano de conquista), y le pidió que Thor investigara la mente de Krell.

A todo esto, apareció el gerente del hotel, cuando vio el destrozo se escandalizó, pero cuando se enteró de que Ros era el nuevo dueño del hotel recordó que al día siguiente estaría todo arreglado sin ningún problema.

Al rato llegaron Juana y Thor, éste se colocó detrás de Krell, le cogió de la cabeza y al rato dejo que estuvo casi siempre inconsciente, que las pesadillas eran provocadas por un vínculo psi mal hecho y que el origen del vínculo está en la nave mercante Skiöblaönir (yo creía que era algún sistema de apareamiento tyrano), después de esto se fueron los dos y llegó el gerente del hotel con cuatro guardias de seguridad y nos ofreció la suite del hotel.

Sonrisas consiguió la grabación de la pelea del bar pidiéndosela al camarero del mismo, cuando la reprodujimos pudimos observar como en medio de la pelea, el mismo marine que golpea con una botella en la cabeza a la marbagana, luego con algo afilado en la bota le corta el cuello. También pudimos observar que cuando empieza la pelea el marine estaba solo en la barra. Se lo comentamos a Juana y nos confirmó lo que sospechábamos, no era un marine.

Varias gestiones después averiguamos que el marine era un pasajero de la Skiöblaönir, y que la marbagana estuvo alojado en el Olivia Hilton (desde hoy llamado Ros Hilton), allí se registró con el nombre de Ariel. En el hotel investigamos la habitación de Ariel, en ella estaba su petate, en él hay tres pasaportes con diferentes nombres y ropa (de la que Krell se quedó parte de la ropa interior como recuerdo).

En dos horas salía la primera lanzadera desde que tuvimos la pelea en el bar, así que fuimos a controlar el embarque, a ver si localizábamos al falso marine. Jericó pudo verlo, pero el marine era muy rápido, lo perseguimos, Ryan disparó y le dio en una pierna, pero cuando conseguimos llegar hasta él se había suicidado. La documentación que llevaba era falsa, era un soporte original pero con un nombre falso, muy profesional, incluso a mí me cuesta conseguir de estas… por lo visto pensaba bajar al planeta, Ryan, y la cápsula de cianuro puro que se tragó, lo impidieron.

Bueno, otra vez lo mismo, estamos cerca de Juana y aparecen los problemas, esto empieza a ser recurrente, menos mal que guardé la caja metálica con patitas, igual una noche se la envío a Juana para que la vea….

Dimas, encendiendo la pipa.

Etiquetas: ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: