Pathfinder: Nightstorm (I)

by

Pathfinder-Logo-600x257

 

10/03/2019. Pathfinder. Juan (DJ), Sento (Englier), Scott (Kravin), JC (Karil), Leo (Hanka)


Salimos de Jahore por el sendero del bosque, algo nos escamaba, los ruidos no eran los esperados, eran muy extraños. Con la mosca tras la oreja, finalmente llegamos a la cabaña de Barki. En el exterior habían muchos camastros, o nidos (no quedaba muy claro), con seres extraños tumbados en ellos, eran seres alargados, con larga cola y una deformación ósea a lo largo de la espalda.

A fin de ganarse la amistad de Barki, y viendo que los animales no son malignos, Englier intenta curarlos, averiguando que son todo cachorros y todos sufren una intoxicación.

Karil, imitando a Englier, alimenta a uno de los animales, con el resultado de que éste le vomite encima, lo que resulta muy útil a Englier, ya que consiguió identificar la hierba que les había intoxicado, informando de ello a Barki.

Mientras Karil se limpiaba en el río, muchos animales carnívoros bípedos, de la altura de niños, salieron de las lindes del bosque abalanzándose sobre los aventureros, alguien dijo que eran algo así como velociraptors, y venían acompañados de dos ettins. Por suerte los velociraptors no supusieron un desafío, pero su madre (un T Rex) fue otra historia, con ataques a la carrera se cargó incluso uno de sus hijos.

Golpe tras golpe fueron cayendo los velociraptors, la madre y los ettins costó un poco más. El primer ettin se abalanzó sobre Kravin, así que Karil fue en su defensa y acabando con él. Mientras Englier acaba con el T Rex, el último ettin corrió a cuenta de Karil.

Barki nos contó que los animales no eran de allí, que según le habían contado los animales, venían huyendo de algo a través de un portal. También nos dijo que había visto a Irila Kaze hacía unas 6 semanas, le ofreció la bebida que estaba buscando, pero no terminó de convencerla, aun así, se llevó un barril. Le preguntó por Shajapur, pero Barki no sabía dónde estaba, así que la envió al gremio de cartógrafos dónde quizá podrían ayudarle.

Shajapur es la ciudad más grande de una gran isla a unos diez días de navegación en dirección sur. Los habitantes son raros, visten raro, huelen raro, tiene una religión rara,…

Hanka intentó contratar un barco pero el precio que le pidieron era una locura, estaba claro que no querían trabajar con mujeres, así que lo intentó Englier, consiguiendo una rebaja del importe, que convirtió en fianza para cuando devolvieran el barco.

Tras diez días de travesía llegamos a las aduanas de Shajapur,un lugar que parece ignorar u odiar a las mujeres, estos tipos por lo que se ve no han conseguido evolucionar. Desde el muelle, mientras hablamos con el tipo de aduanas, vemos a lo lejos 10 personas que parecían flotar sobre el agua. El aduanero recordaba a Irila, nos garantizó que debía seguir en la isla porque él no la había visto partir, y el barco en el que la llevaron ardió esa misma noche de extraña manera, no había forma de apagarlo, ardió hasta la tripulación.

img_20190310_201139

Al acercarnos al embarcadero vemos que los que parecían flotar sobre el agua, realmente estaban haciendo equilibrio sobre un palo que entra en el agua ¿serán algún tipo de monjes?

En una de las tabernas preguntamos por Irila, no les sonaba, pero era posible que estuviera en la ciudad, y dicho así sonaba fácil, pero hubo un momento en el que estábamos seguros que al final Karil acabaría muerto a manos del tabernero.

La ciudad era muy grande, estaba construida de forma que los extremos estuvieran elevados a fin de ver el templo que se encontraba a nivel de suelo en el centro de la ciudad. Eran raros hasta para los dioses, no tenían dioses al uso, adoraban los 1000 aspectos.

Para encontrar a Irila pensamos en buscar algún alojamiento para acompañantes, sin éxito. La posibilidad de mujeres moviéndose sola por la ciudad era remota, tienen que ir con hombre. Así que nos dedicamos a buscar información de la ciudad, averiguando que existe un grupo de asesinos míticos en la ciudad, los Kirtanta, que los tipos que vimos en el puerto haciendo equilibrio sobre la barra eran monjes, también conseguimos una lista de licorerías de bebidas fuertes (a ver si encontrábamos alguna que estuviera suministrando a Irila). Incluso hicimos una ronda, durante la que nos llamaron la atención por no controlar a Hanka y dejar que se despistara y no fuera todo el rato la última.

Mientras recorríamos la lista de bodegas, observamos que la gente usa las fuentes como punto de oración a alguno de los aspectos. Finalmente, tras varias horas encontramos una bodega con un producto igual al que le gusta a Irila, al preguntar por ella, nos dijeron que ella les había suministrado una muestra y les había pedido que lo copiaran. Solía acudir una vez por semana a reponer existencias, aunque suelen venir distintas personas, parecía que eran de la misma familia.

La última visita fue hace cuatro días, así que solo quedaba esperar… al próximo día de partida, porque ya eran las 21:00 y había que dejarlo.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: