Pathfinder: Shattered Star – Shards of Sin (II)

by

Juego Pathfinder
Fecha 05/07/2014
Campaña Shattered Star – Shards of Sin
Lugar Manises II
Asistentes Juan (DJ), Leo (hank), Adri (Oswyn), Germán (Debra), Sento (Englier), JC (Karil)

No fue complicado localizar a Fenester, lo complicado fue hacer trueques con él (que así es como funcionaba), al menos para el Paladín, sin embargo el pícaro, a base de monedas de oro (y una de sus flechas explosivas, que consiguió robarle sin que el pícaro ni se enterara) no tuvo tanto problema, consiguiendo que Fenester le contara que Natalya está escondida en uno de sus almacenes, se separó de sus compañeras de las Tower Girls tras robarles algo.

El almacén de Fenester se encuentra en el río, pero no en una de sus orillas, sino dentro, parece que el río ha ido creciendo y en algún momento alcanzó el almacén de Fenester, por lo que lo encontramos medio inundado. Una pasarela nos permitía llegar hasta él, pero nos estaban esperando, mientras la atravesaba para llegar a la puerta dos individuos la giran, arrojándome al fango. Karil ve la jugada y corre habilmente sobre la plataforma para no dar tiempo a que la giren, salta y se lanza sobre una escalera, escalera a la que habían embadurnado los barrotes, haciendo que Karil patine y acabe en el limo justo al lado de Englier. Kravin y Hank decidieron no probar suerte, primero mataron a distancia a los dos sujetos y luego atravesaron la plataforma. Debra corrió menos riesgos aún, hizo un hechizo y caminó tranquilamente hasta el techo del almacen, donde pudo comprobar que estaba lleno de agujeros, el almacen estaba casi derruido.

Cuando parecía que la cosa ya estaba tranquila, del agua aparecieron 9 goblins y dos arañas gigantes. No fue complicado acabar con las arañas, quitando de la pifia de Oswyn, quien llenó la espada de barro y luego no hacía más que escurrirsele. Debra se las tuvo que ver a solas con una ladrona que apareció en el techo acompañada de un grupo de goblins, Karil pensaba ayudarla con su nuevo chakra flamígero, pero tan magnífico instrumento acabó en el barro tras un penoso lanzamiento de su dueño.

Poco a poco conseguimos ir acabando con los goblis, quienes eran una molestia más que un peligro. Mientras en el tejado seguía el combate del otro grupo de goblins que acompañaba a la ladrona contra Debra y Karil, siendo aprovechado por la ladrona para huir saltando desde el tejado, sin suerte, ya que no esperaba que tras el aviso de Karil y Debra, Englier se lanzara sobre una de las paredes del almacén atravesándola atrapando a la ladrona que acababa de saltar.

La ladrona era nuestra ladrona, Natalya, la habíamos encontrado, no le había pasado nada, se había escondido voluntariamente porque decía que el objeto era suyo y no pensaba entregárselo a nadie. Con mucha paciencia por parte de nuestros aventureros al final la convencieron para que les acompañara a su casa, se pegara una ducha y comiera algo decente. Parece que la ducha fue el factor que consiguió convencer a Natalya.

Ya en la casa con calma, Debra lanzó un hechizo de detectar magia sobre Natalya para comprobar si llevaba el objeto encima, y así era, además, era un objeto de un poder enorme de tipo ilusión. Parece que afectaba al comportamiento de Natalya, el cual era bastante errático. El paladín convencido de que se trataba de una maldición intentó quitarle el objeto, pero todo el poder de curación que lanzó contra el objeto para soltarlo, fue rebotado como daño contra Englier.

El objeto parecía afectar a más gente a parte de al portador. Hank le pidió a Natalya que se lo enseñara y tras eso empezó también a comportarse de una manera extraña, al igual que Kravin. La cosa se ponía peliaguda, los tres intentaron salir de la casa y ni con la colaboración de Debra conseguimos pararlos. En la calle hank y Kravin cubrieron la huída de Natalya, pararon a Englier pero afortunadamente no consiguieron parar a Karil ni a Debra, siendo esta última la que solucionó la situación disparando un rayo de luz sobre Natalya que la dejó inconsciente (y al borde de la muerte), momento en el que Hank y Kravin recuperaron la cordura.

Cuando parecía que la situación ya estaba solucionada Hank coge el objeto mágico de Nataltya y la vuelve a liar, acaba bajo el influjo del objeto, por suerte éste no tenía ganas de irse y nos acompaña a la casa, donde después de aclarar a la guardia que lo que había pasado solo era un ritual de cura de males por maldición (y coló), curamos a Natalya para que nos contara algo sobre el objeto.

La muchacha no recordaba nada de lo sucedido, solo recordaba que el objeto era metálico, triangular y que lo encontró escondido en una habitación oscura que había en uno de los pilares que sostiene el puente derruido de la ciudad, al que se accedía por una entrada secreta que había en su base. Por lo visto esa columna era la nueva base de las Tower Girls.

Al rato tuvimos otro intento de fuga, Hank intentó irse con Natalya, al tratar de impedirlo, uno tras otro empezaron a caer bajo el efecto del objeto maldito, nadie podía llevar la contraria a Hank. Sólo quedaban Debra y Englier, quienes al final consiguieron dejar inconsciente a Hank y poner el maldito objeto o el objeto maldito en un lugar seguro (para todos los demás)

Etiquetas: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: