La Barrilete. Sector Caab

by

Exo

Juego EXO
Fecha 21-03-10
Campaña La Barrilete. 3ª Temporada
Lugar Manises I
Asistentes J.C. (Director de Juego), Juan (Ryan), Lohen (Tarrel), Chema (Erec), Sento (Voltar), Leo (Skare)

18 selaku 3466, Noël

Estábamos en el subespacio a bordo de “La Camino”, era el primer momento tranquilo que había tenido para poder empezar a plantearme cosas, hasta ahora había sido fácil, podía elegir entre quedarme a morir en la celducha en la que me encontraba o seguir a esta panda que tenía un amigo con nave y escapar de la estación, estaba claro el camino que iba a seguir, pero al saltar al subespacio empecé a plantearme cosas:

  • ¿De dónde había sacado el sheller este dinero para comprar una nave como “La Camino”?
  • ¿Cómo Skare consiguió un pase de seguridad para una prisión militar?
  • ¿Por qué escapamos con tanta facilidad de una prisión militar?
  • ¿Por qué nos perseguía lo que parecía una nave mercante con tres torretas?
  • ¿Por qué los destructores nos permitieron huir?, es más, ¿por qué nos defendieron frente a la nave mercante, la barrilete esa?

Demasiadas preguntas como para seguir con el grupo si no empezaban a responder algunas.

Al parecer no era el único del grupo que tenía la mosca bajo el ala, otros compañeros se unieron a mi cuando empecé a preguntarle todas mis dudas a Skare, en un principio no quiso contarnos nada, se cerraba diciendo que la nave era suya y que tenía unos papeles que lo acreditaban, pero insistiendo conseguimos que lo contara. Al parecer alguien nos está utilizando, el día anterior a la fuga se presentó alguien en su domicilio, le contó que estábamos intentando una fuga para el día en el que nos fugamos y que tenía que evitarlo, sin más explicaciones. La cosa era extraña, pero más extraña fue la segunda visita, nada más y nada menos que una tal Juana, que dicen que es la capitana de la unidad 501 de los grupos Exo, al parecer una unidad Exo de élite. Ésta le dijo que tenía que abandonar el planeta ya, que la estancia de un sheller en la base militar ya no se podía tolerar más tiempo, así que era mejor que se fuera antes de que se produjera un conflicto político; le dio una nave, la Camino, y los papeles que demostraban que le pertenecía, dándole 24 horas para abandonar la estación.

Hasta aquí pudimos sacarle al sheller, no hubo manera de que respondiera al resto de preguntas, de todos modos había tiempo, el viaje no parecía que fuera a terminar pronto.

Las preguntas a Skare despertaron la curiosidad sobre la historia de los demás componentes del grupo, parece ser que están muy interesados en saber quiénes han sido militares, el motivo por el que estábamos encarcelados,… preguntas que por el momento no serán contestadas por mi parte.

Salimos del subespacio, no habían estrellas, bueno si que habían, pero algo oscuro contra lo que chocamos nos impedía verlas. El golpe con lo que luego descubrimos era un asteroide, hizo que varios rodáramos por la nave golpeándonos violentamente, en mi caso fue tan fuerte el golpe que perdí la consciencia.

Según me contaron al parecer el golpe destrozó el mamparo de la cabina produciendo una descompresión, menos mal que los dos que estaban en la cabina llevaban el traje de vacio (se lo habían puesto, igual que el resto, en el momento empezamos a recibir disparos de la Barrilete en la huida). Una vez consultados los sistemas se percataron de que nos encontrábamos en medio de un campo de asteroides, pero un campo artificial, alguien lo había creado, pero, ¿para qué?, era muy extraño, ya que el campo artificial no era demasiado grande y no había nada próximo que pudiera proteger.

Un par del golpes a la nave más y conseguimos salir del campo de asteroides, aunque nos costó perder soporte vital, combustible, algún que otro sistema más, varios agujeros en el casco y la contención del pasillo de contenedores. Nos quedaba soporte vital para 24 horas y combustible para dos saltos. El ordenador puede que también hubiera resultado afectado, ya que en pantalla indicaba que la población de la nave era de ocho, cuando en la nave solo éramos siete, y había sido revisada de arriba abajo.

Tarrel estacionó en un asteroide y, mientras Skare intentaba curarme, evaluó los daños. La nave estaba demasiado dañada como para repararla fuera de un astillero, sólo podía hacer unas reparaciones que nos permitieran llegar al sistema Caab, lo de ir a otro sistema y despistar a la Barrilete había quedado descartado. Reparó el mamparo de la cabina como pudo y partimos a Caab.

El viaje a Caab fue más complicado de lo esperado, estábamos a sólo dos saltos de distancia, podíamos llegar, pero el aterrizaje en el asteroide había consumido demasiado combustible, ahora sólo teníamos combustible para 1’5 saltos, así que decidimos hacer un salto el doble de largo de lo normal, si orientábamos correctamente la nave podíamos llegar a Caab.

El salto fue mejor lo que esperaba, no salimos en medio de una estrella y Caab no estaba demasiado lejos, podíamos llegar, el problema era que no nos dejaban llegar. El sistema Caab está compuesto por 11 planetas, 5 de ellos habitables, siendo la raza mayoritaria los Cromter, seguidos por los humanos. De uno de estos planetas nos solicitaron que nos identificáramos, ya que al parecer la nave no tiene identificador (hecho que desconocíamos), nos identificamos pero, pese a ello, nos prohíben acercarnos a cualquiera de los 10 planetas del sistema bajo amenaza de derribarnos.

Estudiamos el sistema y nos percatamos de que el 11º planeta, Caab-3, pertenece a una corporación minera, por eso no nos habían prohibido acercarnos a ese. Contactamos con Caab-3, les explicamos que necesitamos unas reparaciones urgentes y nos permitieron el aterrizaje, dársena E-2.

Durante el trayecto hasta el planeta intenté encender el EPR de la nave para poder consultar información respecto a la compañía minera pero Skare se opuso totalmente, ¿qué más nos oculta?, llegué a encender el EPR, pero inmediatamente Erec lo apagó, ¿será un aliado secreto de Skare?.

Finalmente llegamos a Caab-3, tuvimos suficiente combustible y soporte vital. Caab-3 es un planeta cubierto de magma sobre el que hay unas cuantas islas, de algo similar al granito, que flotan sobre el magma, con unas estructuras sobre ellas similares a las de las plataformas petrolíferas que se utilizaban en el principio de los tiempos. La temperatura exterior es de unos 80ºC.

Entramos en el edificio más grande que había en la isla, y el más cercano a la zona de aterrizaje, allí se encontraba una recepcionista, a la que consultamos que nos podría costar la reparación de la nave. Consultó unas tarifas y nos pidió por el combustible 3000 estándar, por el soporte vital 2000 y por las reparaciones de estructura 10000, es decir, dejar la nave en condiciones nos costaba 15.000 estándar.

Miramos a ver cuántos estándar podíamos juntar, mientras nos percatamos que en la pared había un panel en el que indicaba que la próxima nave llegaría al planeta en 5 horas.

Después de vaciar todos los bolsillos vemos que no podemos pagar ni el soporte vital, así que la recepcionista nos recomienda hablar con el Sr.Mateo, al parecer es el encargado principal de la base.

El Sr.Mateo era un humano más sincero de lo habitual, lo primero que hizo cuando nos vio fue enseñarnos la prensa, en ella venían nuestras fotos (excepto la de Skare) y ofrecían 50000 estándar por cada uno de nosotros. Viendo que por el momento no nos había denunciado probamos negociar con él la reparación de la nave, ofreciéndola para hacer algunos transportes hasta que pagáramos la preparación.

Le contamos a Mateo lo de Olga para que entendiera que nos había pasado, lo que provocó que nos ofrece reparar la nave a cambio de que capturáramos a Olga, trato que aceptamos, firmando Skare el contrato, en 10 horas tendremos reparada la nave.

19 selaku 3466, Caab-3,  Caab

Ha llegado la nave que se encontraba en tránsito, por lo visto es la que hace el relevo cada 6 meses a todos los trabajadores de la corporación. Algo no ha cuadrado, al parecer han desembarcado tres personas más de las que debieran.

La nueva recepcionista (la anterior ya está en la nave para volver a casa) avisa a Skare de que los documentos del contrato ya están listos, que la acompañe para firmarlos, dejándonos a los demás en la sala de espera, al lado del bar, así que puestos a esperar entramos todos al bar.

En la zona de recepción, en la que momentos antes nos encontrábamos, Tarrel observa a un humano con armadura de combate y equipado con un Del Fermer 12AZ, en la otra salida del bar, hay otro equipado igualmente, vienen a por nosotros.

Entre la telequinesis de Erec y la fuerza de Ryan consiguen quitarle el arma al de la recepción. Por el equipo y forma de combatir tienen que ser cazarrecompensas, habían llegado mucho antes de lo que los esperaba.

Desarmamos al otro cazarrecompensas, pero no acabamos con ellos. El tercero nos pilló despistados, nadie la había visto, nos dejó a casi todos inconscientes con una granada, sólo Tarel pudo aguantar la explosión y acabar con el cazarrecompensas.

Registramos los cuerpos de los tres y recuperamos:

3 DelFermer 12AZ

2 armaduras de combate

3 comunicadores intervocales

3 modiums

3 granadas de contusión

Fuimos a buscar a Mateo, ya no estaba, ya había llegado su sustituto, Mateo sólo estaba ganando tiempo para irse y escapar de nosotros, el contrato no era válido, nos había tomado el pelo.

Sólo quedaba decidir si huíamos en la nave grande o reparábamos la Camino, pero, ¿podíamos permitirnos estar en el planeta el tiempo necesario para la reparación?, ¿de dónde íbamos a sacar el dinero?

Después de una danza tribal sexual del sheller a la recepcionista, danza que no entendimos ninguno aunque parecía un intento de seducción, nos entrevistamos con el sustituto de Mateo, quien finalmente accede a repostar la Camino para que nos vayamos lo antes posible de la estación y perdernos de vista.

Así que repostamos combustible y soporte vital y abandonamos Caab-3, ahora no tenemos claro dónde ir, y yo sólo tengo claro que nos persigue una nave inteligente, un número indeterminado de cazarrecompensas, puede que la armada de la RFP (aunque no lo tengo demasiado claro), que la nuestra nave se cae a trocitos y hay que hacer unas reparaciones muy serias, y que no puedo fiarme de todo mi grupo, aún hay demasiadas cosas ocultas, bueno, realmente a lo que no hago más que dar vueltas es a lo siguiente, firmamos un contrato con Mateo para capturar a la Barrilete, no era válido pero sí que está en las bases de datos de la corporación, ¿tendrá Olga conocimiento?, ¿volverán a casa todos los trabajadores de la corporación o desaparecerán por el camino?,… en fin, seguro que más tarde o más tempranos nos enteramos, en contra de lo que parece el espacio no es tan grande.

Voltar Thun

Etiquetas: ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: