El Anillo Único (XXIX) – La Tumba del burgomaestre


28/11/2021. EAU. Perico (DJ), Sirvent (Eyvindr), Lohen (Amras), Scott (Blain), Germán (Delileron) y JC (Hans)

20 de mayo 2949

La sala está concurrida y las miradas anhelantes esperan a qué empecemos nuestro aviso. Tenemos un problema con las fechas, pero finalmente concordamos que es 20 de mayo y parece que nadie se ha acordado de cambiar la fecha en el calendario de la taberna. Cambiamos las tablillas de los días. Fuera llueve torrencialmente, pero el tejado parece bien construido.

Hemos hablado con lady Sara para ponerle al día del grave mensaje que traemos. Eyvindr le narra nuestro viaje, la aparición del fantasma del burgomaestre, el retorno del Saqueador y la profecía de que se dirige a por el Tesoro del Valle (robado por el burgomaestre). Lady Sara se muestra muy sorprendida por nuestra historia, pero no parece que se la crea.

Le llama la atención lo del fantasma. No dice que no se la crea, pero desconfía de nuestra visión. Pregunta directamente al enano por el dragón, quien le dice que antaño destruyó muchas localizaciones enanas, pero fue derrotado y se le creía muerto, pero parece que ha sido convocado por las palabras del burgomaestre:

Ahora mi plata tallada y mi oro tallado serán ofrecidos al SAQUEADOR, la muerte escurridiza.

Un precioso señuelo para LLAMARLO, una trampa de hierro para ENCADENARLO, y luego soltarlo sobre el Norte.

Lady Sara se compromete a avisar a Valle (a bardo) y hablará con elfos y enanos del asentamiento para que transmitan la advertencia a sus reinos, pero cree que llegará antes a través de Bardo porque los elfos y enanos de la ciudad no son mensajeros.

Eyvindr comenta que nos preocupan los asentamientos del norte, pero Lady Sara dice que más allá de la ciudad no hay mucho terreno civilizado. Su ciudad es la última parada. Lady Sara también nos pide que escribamos y sellemos un documento para mandarlo al Valle. En el documento le advertimos que tenemos referencias de que el gran gusano Raenar el saqueador se ha despertado y que ha sido convocado con el tesoro robado por el burgomaestre para la reconstrucción de la ciudad; hay bastantes señales de que pretenden lanzarlo contra el norte. Le comunicamos que seguiremos investigando y le solicitamos que se lo comuniquen al rey de Erebor y del Bosque y que si dispusieran de más información sobre este enemigo, haga el favor de comunicárselo a Lady Sara a quién consultaremos en el futuro.

Decidimos partir a buscar la tumba del burgomestre para ver quién está convocando al dragón.

26 de mayo 2494

Tras cinco días de viaje, que creíamos que iban a ser cuatro, llegamos a la tumba del burgomaestre algo cansados y nos cuesta encontrar la localización. No  está señalizada porque aquellos que enterraron a este traidor no quisieron que fuera encontrada. Pero los agudos ojos de los miembros elfos de los Caballeros de la Desolación (o sea, nosotros) dan con el agujero inmundo en unas pocas horas.

Amras es quién la localiza porque a la distancia se aprecia que hay un montón de seres moviéndose alrededor de lo que parece una excavación. Los seres son orcos. Amras nos avisa, sujetamos al enano. Parece que los orcos también nos han visto.

Tras un intercambio inicial de jabalinas y flechas que termina a nuestro favor, los orcos se acercan. Deliron recibe algunas heridas, pero varios orcos caen en la refriega. El orco líder se queda en segundo plano, pensamos que está preparando algo.

En el segundo intercambio de tortas el líder se lanza contra Blain, parece un enemigo formidable, pero el temblor de piernas del enano es debido a la emoción. Sus ataques están cercanos a herirnos, pero sobrevivimos para seguir combatiendo. Delileron decide ir a por el jefe y le da un buen lanzazo (con su cosa larga y negra) por la espalda, pero el jefe orco tiene cintura y esquiva el ataque del elfo. Acabamos de darnos cuenta de que es un rival a tener en cuenta.

Blain realiza un ataque un poco torpe, pero consigue sorprender al líder orco provocándole una herida. La sangre negra y viscosa mancha el campo de batalla. Ataca aúlla de placer ante la sangre de los orcos. Hemos perdido ya la cuenta de los que hemos matado, pero calculo que llevamos un centenar. Solo en otra ocasión en el futuro un grupo de héroes se enfrentó a tan fuerte hueste de orcos, pero en esa ocasión no obtuvieron la victoria (y se llevaron a los medianos). Un flechazo de Eyvindr acaba con la vida de uno de los orcos menores y lo clava contra la piedra que tiene detrás.

Tras esta gesta, Eyvindr avanza para dar auxilio a Delileron influido más por la amistad que por el sentido común. El líder orco ataca al enano, que parece haber confundido a Blain con un saco de entrenamiento. Lo está dejando guapo. Los dos orcos que atacan a Hans, resultan dificultados por las maniobras de mordiscos de Ataca.

Delileron vuelve a atacar al líder orco y lo empala con su lanza, muere entre estertores de incomprensión. Solo quedan dos orcos y Hans no les ofrecerá piedad mientras sus “compañeros” empiezan a hacerse curita sana, curita sana.

Todos muertos. En los próximos días cuando se cuenten las historias de la Tercera Edad y comience la Edad de los Hombres, se hablará de la batalla de los campos de la Desolación donde un aguerrido grupo de caballeros del Valle detuvieron una incursión orca con flechas, lanzas y hachas.

Los orcos parecen haber excavado bastante por la zona y han desenterrado parte del tesoro del burgomaestre. Aún queda 1 Tesoro en la zona, Amras lo recoge y una oscura sensación inunda su cuerpo y la Sombra se hace más fuerte en él.

También se pueden ver los restos del burgomaestre y restos de una acampada bastante más grande que los orcos que nos hemos encontrado. Hay muestras evidentes de que en la zona ha habido no hace mucho acampado un destacamento de orcos bastante grande. No sabemos determinar el número, pero 50 o 100 (ya serán 1000 cuando mueran). Parece que se dirigen de regreso a las montañas (al norte). Esto nos extraña porque hubiéramos esperado que se dirigirían al este y que serían de la banda de Rugash. Estos orcos parecen bastante mejor equipados y vestidos que los salvajes de la desolación. Sin embargo, los que conocen las costumbres de las criaturas de las sombras nos comentan que en las montañas del norte hay bandas de orcos y antiguas moradas enanas, pero el equipo de estos orcos está por encima del esperado. Algo hay al norte que está organizando y equipando a los orcos. Además se han llevado el oro del burgomaestre.

Planteamos perseguir a los orcos e ir al norte a explorar esas tierras e investigar qué está pasando. La idea es solo explorar, que no nos descubran. Al final, tras debatirlo, decidimos bajar hasta Erebor/Dale a buscar información e intentar averiguar qué significan las otras dos partes de la profecía.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s