El Anillo Único (XXV) – La caza del orco


30/05/2021. EAU. Perico (DJ), Sirvent (Eyvindr), Germán (Delileron), Lohen (Amras) y JC (Hans)

Fecha; 14 de abril de 2949

Llevamos unas dos semanas viajando por estas tierras desoladas por el dañino Smaug, buscando a la banda liderada por el orco. Creemos que ya está próximo el encuentro con estos bandidos pues no queda mucho territorio por recorrer.

El ambiente no es desagradable (16 grados), hay unas pocas nubes pero está principalmente descubierto. El sol ilumina esta tierra yerma como si quisiera decirnos algo. Avanzamos por este territorio liderados por Eyvindr, Delileron nos provee de la caza, Hans explora y Amras cierra filas. Siete días nos aguardan hasta que lleguemos a la granja prevista y, en esta ocasión, no tenemos los pastelillos doblemente horneados.

Caminamos hasta el día 17, miércoles, y el tiempo ha empeorado. Llueve de forma pesada, empapando nuestras ropas e incomodando a todos. En la profundidad de la noche, Amras distingue un fuego y cree que se trata de unos orcos, pero no el grueso de aquel que andábamos buscando. Se están preparando para irse a dormir ya que no tardará en amanecer. Amras, gracias a sus habilidades de elfo del bosque, se acerca al campamento y evita a los centinelas y descubre que, efectivamente, se están preparando para pernoctar. El fuego es escaso debido a la lluvia y parecen disgustados por tener que acampar al raso. Descubre que son ocho. A Delileron, a quién Amras despierta primero susurrándole al oido, no le parecen muchos orcos. Despiertan a todos y deliberamos cómo proceder. Hans propone escondernos y seguirles para ver si van hasta el orco-jefe, pero los elfos proponen matar a todos menos a uno e interrogarles. Eyvindr guarda silencio, quizás sean clientes suyos (;-)).

Preparamos una emboscada que nos sale bastante bien y nos da la iniciativa en el combate. Dos golpes lleva Hans, dos han caído en el combate. Sus compañeros se defienden, pero no están a la altura.

Hemos matado tantos orcos que el jefe trata de huir del combate. Se zafa de Delileron y escapa. El ataque de los orcos no es nada efectivo y nos disponemos a acabar con ellos. Hans se pregunta si debe quedarse a ayudar a sus amigos o ir en persecución del huído, pero prefiere seguir escabechinando orcos. Un tercer orco cae de un solo golpe de nuevo. El hacha de Hans se gana el sobrenombre de la “mataorcos”. Delileron acaba con el último orco mientras Eyvindr evita la huida del jefe de los orcos con un certero disparo a larga distancia.

Mientras este agoniza en el suelo, nos preguntamos si hay que salvar al orco o ayudarle a abandonar la Tierra Media. Hans acaba con él (acercándose al lado oscuro un poco más).

[Hemos acabado la “quest” de acabar la venganza de Rugarst]

Decidimos continuar viaje a Galford donde esperamos entregar la cabeza del jefe orco para que quede constancia de nuestro logro. Cuando la silueta de la ciudad aparece en nuestros ojos, decidimos parar para continuar en la siguiente sesión,

Es 21 de abril de 2949. Cae una moderada lluvia, pero nuestros cuerpos parecen caminar ligeros sin esos cortos pasos de los enanos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s