Posts Tagged ‘Wen Histani’

Rise Of The Runelords: Seven Swords of Sin (II)

02/01/2014

Juego Pathfinder
Fecha 01/01/2014
Campaña Rise Of The Runelords: Seven Swords of Sin (II)
Lugar San Antonio de Benageber
Asistentes Juan (DJ), Victoria (Ruiseñor), JC (Karil), Sento (Englier), Adri (Oswyn), Alan (Marvin), Germán (Debra), Scott (Kravin)

La última vez que narré nuestras peripecias en la mazmorra recuerdo que terminé nuestra aventura en la lucha contra un calamar gigante, pues bien, lo vencimos y atravesamos la puerta que custodiaba el susodicho.

Como por arte de magia, esos hechizos de año nuevo, aparecieron el resto de nuestros compañeros al lado nuestro, lo que en un principio parecía un corredor de mazmorra empezó a parecer el metro de Valencia a las 14:00 horas, vamos, que entre roce y empujón, los lazos del grupo salieron mucho mas unidos.

A duras penas avanzamos por el corredor hasta llegar a una sala en la que había tres conjuntos de ventiladores que renovaban el aire de la caverna. Nos pareció curioso, pero no lo suficiente, así que seguimos por el pasillo que de allí salía hasta llegar a una gran sala con una parte central elevada a la que se subía por tres escalones. (more…)

Rise Of The Runelords: Seven Swords of Sin (I)

18/12/2013

Juego Pathfinder
Fecha 07/12/2013
Campaña Rise Of The Runelords: Seven Swords of Sin (I)
Lugar Manises II
Asistentes Juan (DJ), Scott (Kravin), Alan (Marvin), Sento (Englier), Lohen (Ruiseñor)

Finalmente salimos del Castillo d’Amberville apareciendo en el claro en el que habíamos acampado, acompañados del mismo Stefano Amberville y un gorila. Nos confirmó lo que ya nos imaginábamos, hace mucho tiempo sus hermanos intentaron mataron, lo que activó la maldición. El castillo se movía entre planos buscando aventureros que fueran capaces de acabar con la maldición. Ahora que ya no hay maldición, el Castillo, o lo que sería más apropiado, los restos del Castillo, ya no cambian de dimensión, así que Amberville se pensaba establecer en nuestro mundo, esperamos que le vaya bien, aunque viendo los regalos que nos hizo antes de partir, estamos seguros de que le irá muy bien por aquí.

Wen Histani

Agotados volvimos a la ciudad a caballo, donde descansamos tres semanas, tres semanas de paz que se vieron interrumpidas cuando una bella mujer (Wen Histani), apareció en la puerta de nuestra casa.

Wen pertenecía al templo de Abadar, un culto que protege desde tiempos inmemoriales reliquias poderosas demasiado peligrosas, una de ellas, una espada, fue robada por una ladrona hace poco, y el rastro de la ladrona le trajo a la ciudad. Después de mirar todos a Ruiseñor, Wen nos explicó que la ladrona, habiéndose hecho pasar por un miembro del culto (lo que eliminaba a Ruiseñor de la lista de sospechosas) se había apoderado de la Espada del Deseo. (more…)


A %d blogueros les gusta esto: