Posts Tagged ‘Uruk-hai’

El Anillo Único (XIII) – Informando a Beorn

23/10/2019

The_One_Ring

20/10/2019. El anillo único. Perico (DJ), JC (Hans), Chema (Thonismund), Germán (Delileron), Sento (Ostag), Leo (Astaldo)


26 mayo 2947

Tras la batalla con los desertores vinglundinos alguno de nuestros aventureros había quedado bastante herido, por suerte contaban con Hans entre sus filas, ninguna herida era lo suficientemente grave como para no poder curarla con algunas telarañas, un par de esputos y algo de orina de jabalí. Lo más complicado era el último ingrediente, los jabalís no llevaban nada bien el ser ordeñados.

Entre cura y cura, Ostag y Thonismund registraron los cuerpos de los desertores muertos en busca de armas, escudos,… aunque acabaron vaciando sus bolsillos, lo que les supuso cuatro tesoros y algún puntito de sombra de regalo, la excusa de la ecoresponsabilidad no esquivó a la sombra.

(more…)

El Anillo Único (XII) – La guerra civil vinglundina

30/09/2019

The_One_Ring

190929. EAU. Perico (DJ), Juan Carlos (Hans), Chema (Thonismund), Germán (Delileron), Scott (Blain), Sento (Ostag), Leo (Astaldo), Sirvent (Eyvindr)


20 de mayo 2047

Era momento de volver a casa de Beorn y contarle todo lo que estaba pasando en las montañas. Llegamos a casa de Amfossa tras ocho días de viaje en lo que, gracias a nuestros guías, lo más reseñable fue el que casi acabamos en medio de un enjambre de moscas enormes de aspecto muy peligroso.

A nuestra llegada Amfosa estaba hablando con un cazador de la zona que le estaba vendiendo pieles, era un hombre cetrino que nos recordaba bastante a los hombres de estas montañas, gente que trata con orcos a la que no tenemos especial aprecio, lo cual es recíproco.

(more…)

El Anillo Único (XI) – Hwalda la cazadora

09/07/2019

The_One_Ring

30/06/2019. Perico (DJ), JC (Hans), Sento (Ostag), Scott (Blain), Leo (Astaldo), Chema (Thonismund), Sirvent (Eyvindr)


Tras un mes en la torre de vigilancia ya estábamos aburridos de la lluvia, de las cabras y los conejos. Los primeros días, en los que nos dedicamos a explorar la torre y en rehabilitar las zonas de convivencia fue emocionante, aunque pasado el mes la rutina se había convertido en uno más de nosotros.

La torre era de cinco alturas, ninguna visible desde el exterior. Era una estructura bastante sencilla pero inteligente, por ejemplo las hogueras no se podían ver desde el exterior.

La vigilancia de Gundabad era nuestra prioridad, pero la caza no se quedaba atrás, y fue en una de las partidas de caza cuando Thonismund descubrió que no éramos los únicos cazadores de la zona, parece que un humano compartía la zona con nosotros, algo muy extraño, esa era una zona nada habitual, nadie subía allí para cazar, era demasiado peligroso.

(more…)


A %d blogueros les gusta esto: