Posts Tagged ‘Brendan Carmody’

Llamada de Chtulhu: Medio millón de almas, tan sólo (VI)

09/08/2019

logo

04/08/2019. La llamada de Cthulhu. Leo (DJ), Sento (Tyler), JC (Mathew), Juan (Ren), Scott (Mike)


 

brendan-carmody

Brendan Carmody

Por si no lo recordabais, nos encontrábamos en el Ford T huyendo de las ratas que habían acudido a la llamada de Brendan Carmody. Ren conducía, Mathew estaba prácticamente inconsciente tras recibir un disparo y Mike y Tyler iban sentados en las ventanas laterales apuntando con sus revólveres a las ratas, como si sus armas pudieran servir de algo.

En uno de los giros de la carretera Ren paró en seco, a unos 400 pies se encontraba el reverendo Sprowston junto a dos pueblerinos mascadores de tabaco (de la misma que el viejo Pete), habían hecho una barricada con su camioneta y nos miraban con una escopeta cada uno en la mano.

– ¡Tyler! ¿Ha acabado con los Carmody tal y como prometió?
– Nos pilla en ello reverendo, y la verdad, no nos vendría mal que nos echara una mano, algo nos sigue por los maizales.
– Chaval ¡lanza el barril de aceite cuando yo te diga!

img_20190804_173412 (more…)

Llamada de Chtulhu: Medio millón de almas, tan sólo (IV)

23/07/2019

logo

190721. Leo (DJ), Sento (Tyler), JC (Mathew), Juan (Ren), Scott (Mike)


Jueves 2 de febrero de 1922

Ya nos íbamos a dormir cuando la puerta de nuestra habitación se abrió, era el señor Jervey acompañando a Mike, el detective, que había leído nuestra nota y había seguido nuestros pasos. Por suerte en la granja había otra habitación con literas, así que nos trasladamos allí.

Una fuerte tormenta caía sobre la granja cuando una mezcla de grito y lamento muy fuerte nos despertó, alguien gritaba con mucho dolor “SAL DE MI CABEZA”, era la voz del viejo Pete, acompañada de los gritos de todos los animales de la granja, a los que por lo visto también había despertado.

cate-eyes-night-photo-1Saltamos de la cama, cogimos un par de lámparas de queroseno y cuando nos dirigíamos a la puerta oímos un estampido, como una puerta de establo que reventaba, seguido de un disparo de escopeta y el grito de algún animal. Abrimos la puerta, cientos de pupilas en las que se reflejaba la luz nos rodeaban (more…)


A %d blogueros les gusta esto: