Forbidden Lands – Sesión 21 – El demonio tras el vado


Los aventureros emprenden el viaje hacia el Sur con el conocimiento de que tienen que cruzar DOS ríos (y eso pone nervioso al enano). El cruce además parece entorpecido por la crecida del río y porque en los bosques de las Forbidden Lands siempre hay sorpresas que no son de este mundo.

Fecha: 2022-06-10 

Asistentes:

  • Verinder Silksmile (Perico)
  • Brukril Battleminer (Tolanss)
  • Clovis Underhill (Sku)
  • Linn (Miguel Ángel)

No asistentes:

  • Vivald Orgevald (Sirvent)
  • Ro Red fox (Germán)

30 de Springrise – Morning

Comenzamos el día pensando en la posible ruta que debemos seguir. Parece que estamos todos decididos a evitar las montañas aunque nos lleve dar más vuelta.

Ruta prevista hasta la cueva.

Pasamos el primer cuarto de día viajando por las planicies y evitando el macizo de montañas por las que transita el río. Al final de la mañana encontramos los restos de una fogata de unos viajeros, poco más queda que un viejo silbato de hueso (6 de cobre).

30 de Springrise – Daytime

Continuamos la marcha hasta que Clovis, que dirige la marcha, pisa en un terreno que se abre bajo sus pies, probablemente alguna galería de una mina o una madriguera de algún animal grande. Clovis cae por el agujero en medio de una lluvia de rocas que le arrastra y le causa unas cuantas magulladuras. 

Consigue agarrarse por poco al borde y cuando el polvo se asienta y las piedras dejan de rodar a su alrededor su mirada es atraída por algo que brilla. Se estira para cogerlo y de entre las piedras saca un baqueteado cuerno de bronce para beber. Lo que parece confirmar que los enanos son los responsables  de esta galería tan cerca de la superficie.

Tras este incidente seguimos hacia el río, mientras Clovis echa de menos la taberna por la que pasamos hace unos días. Seguimos una pequeña senda, que no parece muy usada, que nos lleva hacia uno de los pasos practicables del río, pero cuando llegamos nos encontramos con que el río está crecido y no podemos pasar con seguridad. Parece que las lluvias de estos días pasados han azotado también las montañas que alimentan el río.

Al ver el río tan crecido y bravo decidimos continuar por la orilla buscando un nuevo punto por el que pasar el río, Clovis no deja de rezongar y de moverse adelante y atrás buscando una forma de pasar el río que no nos ponga en peligro hasta que finalmente, se acaba cayendo de rodillas y quedando como ido mientras se sujeta la cabeza con ambas manos. Ha conseguido avanzar siguiendo el río pero ya no está en condiciones de seguir más allá de donde está.

30 de Springrise – Evening / Night

Dejamos a Clovis sentado al lado de un árbol con la mirada perdida hacía el infinito, al poco cierra los ojos y se queda dormido.

Mientras Verinder prepara el campamento para pasar la noche. Brukril se va a forrajear y consigue encontrar provisiones de plantas que dan para cenar a tres integrantes del grupo, pero pierde temporalmente el camino al volver al campamento y regresa un poco desorientado y estresado.

Linn da un corto paseo hasta la orilla del río y allí dedica un buen rato a la pesca. Absorta en sus pensamientos, pasa el tiempo hasta que pica un pez, sacándola de sus oscuros recuerdos. Entonces, repone el cebo y vuelve a probar suerte, y consigue una segunda captura.

Clovis descansa y después se despierta y se come con ganas una de las truchas, después se dedica a montar guardia mientras los demás descansan.

31 de Springrise – Morning

Levantamos el campamento y nos volvemos a acercar al río para ver si conseguimos encontrar un paso seguro. Encontramos un vado, pero la inundación lo hace un poco peligroso para cruzar. Lin y Brukril cruzan el vado a lomos de los burros y los demás intentamos cruzarlos ayudados por las cuerdas para asegurarnos. Verinder y Ro cruzan sin problemas pero Clovis y Vivald son arrastrados por la corriente y aunque consiguen cruzar lo hacen malamente.

Tras recuperar la compostura oímos una serie de gritos de alguien insultando y gastando burlas, Verinder consigue localizar el origen de las voces antes de que entremos en su campo de visión. Se trata de un orco de pequeño tamaño que está encaramado en una especie de caseta en un árbol a bastante altura, vestido como un figurante de una obra de teatro. Tras meditarlo unos segundos decidimos rodear al orco para evitar el conflicto, aunque puede que Linn tenga otros planes.

Continuamos avanzando por el bosque rodeando las montañas, cuando notamos un extraño silencio en el bosque, algo que no somos nosotros ha asustado a todos los animales. De entre los árboles aparece un ser demoníaco que se abalanza sobre el camino y se acerca a nosotros con actitud amenazante.

Arte de Antonio José Manzanedo (https://www.deviantart.com/manzanedo/art/Daemon-339132647)

Después de un momento de tanteo en el que el ser demoníaco ha intentado amedrentar a la partida sin conseguirlo, sendos ataques de Verinder y Brukril han acabado con su vida. Primero Verinder ha dado un tajo en el abdomen que ha dejado entrever su entrañas para, después, ser rematado por un martillazo de Brukril en la cabeza que le ha dejado seco en el acto. 

PX de la sesión:

  • Brukril: Ganados: 3, Actuales 6, Totales: 51
  • Clovis: Ganados: 3, Actuales 4, Totales: 43
  • Ro: Ganados: 0, Actuales 9, Totales: 15
  • Verinder: Ganados: 3, Actuales 16, Totales: 53
  • Vivald: Ganados: 0, Actuales 7, Totales: 33
  • Linn: Ganados: 3, Actuales: 5, Totales: 7

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s