Casa Manderley – Día de Difuntos de 2009- Yatová ’09

by

00:10 – Casa Manderley – El perelló- Valencia DF.

Ben-Al-Sento, temeroso de no poder ayudar en la batalla contra la malvada Manderley nada, llamó a un pupilo nuevo y lo instó a venir. Así fue como apareció Chema randomized en escena. Preparó su viaje y confirmó su asistencia a Manderley para las 23:30 horas ya cenado. Se hicieron apuestas, destacando por encima de todas la de que aparecería a las 24 horas ya pasadas y sin cenar. Finalmente, Chema casi cumplió su palabra. La crueldad de Manderley no nos dejó ni recibir debidamente a nuestro incitado, que antes incluso de que se sentase nos teletransporto a un autobús interestelar.  Dicho autobús era el “Battlestar Galactica”, que era un “civis” Tierra – Kobol.

Prestos nos asignamos responsabilidades, Perico se dedicó a pilotar naves escolta del autobús, Jc eligió una carrera política y se convirtió en un expresidiario (aunque sospecho que ya lo era de antes) presidente de la humanidad, Sento eligió para sí mismo los laureles del ejército, Chema eligió a un ingeniero de dudosa moral,  un servidor decidió ayudar a Perico en el pilotaje de naves de combate, pues no confiaba plenamente en su pericia al volante, y Lohen…¿Lohen?, el muy traidor se había retirado a sus aposentos!!!!. Así fue como vimos que el fin de la humanidad se aproximaba y íbamos haciendo saltos erráticos por el espacio.

En seguida caímos en la cuenta de que había algún traidor a bordo, y antes de nada enviamos al personaje de más baja estofa a la cárcel. Si, querido lector, este personaje era Sento. Quedó claro que el traidor era Chema, aunque estuvo negándolo continuamente, mientras íbamos perdiendo combustible moral y víveres por doquier. Algunos millares de civiles se perdieron ocasionalmente. Finalmente nos apiadamos de Sento y lo sacamos de cárcel con gran coste, para resultar que finalmente no teníamos una rata a bordo, sino DOS!. Chema, abrumado por las acusaciones se manifestó de una raza denominada “Cylon First Line”, y de esa raza en concreto de una etnia denominada tostadora. Sento el traidor, ya fuera de la cárcel el muy cobarde se declaró también rata “Cylon First Line”, de la etnia sandwichera, primos hermanos de las tostadoras.

Finalmente hicimos un salto y nos quedamos sin combustible, lo que provocó ciertamente que la raza First Line cumpliese su objetivo, y sin saberlo, Chema y Sento cumplieron el reto que Manderley nos había puesto, y es que, los caminos de Manderley son inciertos y oscuros…

Exhaustos los compañeros se retiraron a sus aposentos y yo me quedé para conocer las vivencias de tostadora y sandwichera hasta altas horas de la madrugada. Cuando decidimos volver a entrar en la casa Sento elaboró un plan para entrar: Llamar al timbre para que nos abriesen, y si esto fallaba, sospecho que pensaba echar la puerta abajo con su cornamenta. Menos mal que lo detuve a mitad de carga mostrándole los secretos del pomo y constatando una vez más lo mucho que le falta a este muchacho por aprender.

Alba – Casa Manderley – El perelló- Valencia DF.

De nuevo Manderley manipuló la sensación horaria, pero esta vez, mis compañeros de batalla, ya cansados y faltos de razón se dedicaron a golpearme, gritarme, abuchearme y someterme a casi todo tipo de vejaciones. Sospecho que utilizaron una técnica de psicología inversa, temerosos de Manderley, me necesitaban, pero su orgullo les impedía pedir ayuda sin más.

De nuevo me aseé y me dispuse a dar un paseo con el frescor de la escarcha, cuando vi que la situación era crítica. El Mech de combate Victoria se había activado, así pues, el peligro estaba cerca.

No había empezado a mover los bigotes con ricas magdalenas y escuchar no sin cierta curiosidad algunas discrepancias nuevas entre Perico y Sento, cuando nos vimos teleportados al siglo XIX, y vimos que estábamos en Londres. Sento, Yo mismo, Lohengrim, Perico, JC y El Mech de combate Victoria, que pronto se dio cuenta de que un gran contador estaba sobre nuestras cabezas con el 80 grabado a fuego. Junto al marcador había un mapa del mundo con algunas ciudades señaladas y junto al mismo habían billetes de tren, globo y barco low cost para aburrir.

JC se puso al mando y dio instrucciones precisas a Victoria, que gracias a dios, entendió la prueba de Manderley y comenzó a viajar. Había que dar “La vuelta al mundo en 80 días”, así fue como perezosos y extenuados empezamos nuestra carrera contrarreloj.

Baste decir que el odiado doctor Lucky, ahora convertido en detective, se hallaba de vez en cuando en algunas ciudades de nuestro viaje, obligándonos a detenernos y perder dos días. No era de recibo salvarle la vida un día y negarle el saludo al siguiente.

Lohengrim enloqueció y empezó a acumular Libras como si no hubiera un mañana.Ben-Al-Sento, tal vez por pereza, tal vez por no entender bien la prueba de Manderley y se dedicó a tomar las trenes y barcos más lentos e intentar que los demás hiciésemos lo mismo. Definitivamente Manderely actuaba por él. Perico se dedico a buscar eventos extraños, mientras a JC le entró la extraña manía encadenar trayectos con la misma duración en días. Finalmente, todos hicimos una parada en San Francisco, cuna de la libertad sexual. Alguno de mis compañeros mantuvo su estancia ahí más de lo recomendable, y es que Manderley es pérfida como ella misma.

Finalmente, Victoria, con precisión quirúrgica volvió de nuevo a Londres, y todavía le sobraban más de un puño de días. Después llegó Lohen y el mismo día llegaron JC y Perico comentando sus discrepancias. Yo me quedé en Nueva York junto con Sento a disfrutar de la ingeniería de una ciudad moderna del no tan nuevo mundo.

Manderley empezaba a estar exhausta y se notaba, así fue como nos teletransportó a Sento, Perico y a mí mismo a un barrio residencial de nombre “Thriller”, para cuando empezamos a explorar, vimos que en el sitio había “Zombies!!!”, y así pues nos dispusimos a matarlos, ya exhaustos, esperando superar una nueva prueba de Manderley. Nuevamente Perico y Sento se metieron en un teatro a intercambiar cariño y recordar discrepancias. Menos mal que había venido, ya que yo solo tuve que enfrentarme a toda una manada de zombies, y así fue como yo, Leo el Negro consiguió superar y dar el golpe de gracia al último zombie y a Manderley. Nos vimos inmediatamente teleportados de nuevo a Manderley, donde vimos que la bestia agonizaba y se dio por vencida. Todos subimos de nivel, comimos y nos fuimos…

Baste decir que hubo algunas discrepancias nuevas en el camino de vuelta, que no merece la pena comentar….

Como nota final, destacar que sin mi actuación, en la que salvé el pellejo de estos ingratos en 3 de las 7 ocasiones no habría habido esperanza. Conté con la inestimable colaboración de Victoria y en menor medida con la colaboración de JC y Lohen. Sento y Chema colaboraron anecdóticamente, compartiendo la carga entre los dos. Perico, este alma noble se sacrificó continuamente para quedar siempre segundo y dar soporte a los que realmente estábamos preparados para la batalla y  Rose, bueno, simplemente al final no uso las cejas demasiado, y siempre las usó con Ben-Al-Sento…

Ya hace dos noches de aquellos sucesos y bien sé que anoche soñé que volvía Manderley…..

Etiquetas: ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: