El Anillo Único (VI) – Bar-en-Thurin

by

The_One_Ring

180225 Perico (DJ), Germán (Delileron), Chema (Thonismund), Sento (Ostag), Leo (Astaldo)


Llegó el momento de adentrarse en los altos Valles orientales en busca de la trampera, y nuestra bienvenida fue ver en la lejanía (a unos 10 minutos a buen paso), a 6 humanos con un lobo grande de cojones.

Nuestro primer impulso fue el de la supervivencia, así que intentamos escondernos, lástima que la diosa fortuna no compartiera opinión y prefiriera ver ese día un buen combate.

Lanzas volaron por los cielos, atravesado por una de ellas cae ante Delileron el primero de los enemigos, otro surca los cielos lanzado por Ostag tras empalarlo con su lanza, un aullido de lobo hiela la sangre en todos los aventureros menos en Astaldo y Ostag, a quienes no les queda más remedio que salvar a sus compañeros. Algo que parecía complicado, pero que Astaldo solucionó en un momento, se acercó por detrás al lobo y de un solo golpe lo parte por la mitad con su pico, dejando libre de movimientos a Thonismund para que mate al enemigo que se le venía encima.

No todo iban a ser éxitos, así que Astaldo recibe un buen golpe, y mientras Thonismund piensa en intimidar a uno de los últimos enemigos, Delileron trapichea sin suerte para conseguir golpearlo antes

img_20180225_185622.jpg

Al final un fuerte rugido sale de la garganta de Thonismund calmándolos, pero no antes de que Astaldo y Delileron acaben con ellos, por lo que nos quedamos sin poder interrogar a nadie y sin saber dónde encontrar a la trampera.

Finalizado el combate se sigue la rutina estandard, saquear los cuerpos, y pese a que no se encuentra nada interesante, Ostag le quita la piel al wargo, hablará con la trampera para curtir la piel, que de ahí sale un abrigo guapo guapo.

Siguiendo camino, Astaldo recuerda haber leído algo sobre un sitio en el que poder descansar cerca de donde nos encontrábamos, así que de camino al sitio Delileron caza algunas piezas para la cena.

Esta zona era la zona original de los hombres del norte, los antecesores de los hombres de Rohan. Esta zona siempre estuvo en conflicto con los orcos de Gundabad, algo que provocó que los enanos vinieran cuando los hombres del norte se fueron hacia sur.

Astaldo nos llevó hasta una colina un tanto extraña, parecía artificial y era rara de narices. Ante tanta escamación del grupo Astaldo finalmente confiesa que está hecha por enanos, y pide un comportamiento acorde al secreto que ha revelado.

Nos hace realizar una especie de juramento, tras el cual nos guía a Bar-en-Thurin, las ruinas de una fortaleza enana de hace unos 2000 años. Cuando Fram mató a Scaza los enanos de las montañas grises solicitaron el pago de lo que se les había prometido. Fram envío a los enanos un collar con uno de los dientes de dragón diciendo que era suficiente pago, quedándose con el oro de los enanos que tenía el dragón.

Estaba claro que aquello, pese a percibirse que no habitaba nadie regularmente, era un refugio habitual para enanos de paso. Dentro del complejo Astaldo nos guió a una sala perfecta para el descanso, donde pasamos la noche sin incidentes.

Por la mañana… será otro día y otra partida. Nos leemos!

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: