Exo – 3×08 Campaña 808 (El silencio de los muertos) – A por SaludCorp

by

Juego Exo
Fecha En algún momento del 3471
Campaña Exo 808
Lugar Manises I
Asistentes Sento (subteniente Reinhard), Juan (sargento Huk), Leo (Gustav), Germán (Max) y José (Jango). J.C. (DJ).
Datos por Juan

Tras visitar una nebulosa con un ser sentiente desconocido al que respondieron a la manera de la 808: «volando« algo y tras barajar un montón de posibilidades sobre lo que hace a continuación y cómo enfrentarse con la malvada corporación Akuma (ver entrada anterior), los protagonistas de nuestra aventura deciden viajar a Tion, sede de SaludCorp, y evitar que la muestra enviada allí pueda utilizarse para crear «anomalías genéticas» como hacían en FarmaCon.

De todas formas, por aquello de mantener abiertas otras posibilidades, antes de partir estudian la trayectoria de la Skioblanir para saber su destino. Iba camino del sistema Quisal.

El planeta Humuma

El sistema Tion, en la ruta entre Ilam (donde empezó todo) y la colonia corporativa de Duram (donde están) es un sistema en órbita a una estrella G3V con cuatro planetas dignos de ese nombre, un cinturón de asteroides y una estación, de nombre Termino, de órbita amplia (en el exterior). Descubren que las normas del sistema no permiten la navegación en el interior, hay que atracar en la estación, pagar los caros costes de atraque, y moverse por el interior del sistema en las lanzaderas de la estación (de caro billete). Esto les genera un problema que es dónde dejar a los pasajeros (incluido el clon). Deciden dejarlos en animación suspendida en la nave, excepto Jana Lou, claro, ella queda despierta esperándoles en el interior.

El planeta Humuma tiene un enorme continente que cubre desde uno de los polos del planeta hasta más allá del ecuador. Un 60% de su superficie está cubierta de agua y la mayoría de sus ciudades son pequeñas ubicaciones dedicadas a la agricultura. En los viejos tiempos de Oeon, el planeta era monoproductivo, pero tras la anexión de la RFP, SaludCorp se instaló allí y una de las ciudades, Marascar, se convirtió en un pujante centro comercial. Hacia allí se dirigen.

Una vez en tierra se dan cuenta que en la ciudad hay dos espaciopuertos: el civil, que han usado, y otro privado que luego se enteran que es de uso exclusivo de SaludCorp (para sus cosas; al empieza a oler mal en la ciudad). «¿Dónde se mandó la muestra? ¿Al espaciopuerto civil o al privado?» se pregunta la 808.

Para responder a esa pregunta se dirigen a un amable funcionario de aduanas que termina explicándoles que no puede facilitar la información de los envíos aduaneros a unos desconocidos. No queriendo desvelar su identidad exo (ni estando preparados para adoptar alguna identidad alternativa), Max hackea los registros de la aduana y descubre que hay una referencia a un envío desde Duram (de FarmaCon), pero que no pasó por aduanas sino que se descargó en el espaciopuerto de SaludCorp.

Tras empaparse un poco de la cultura local, descubren que uno de los primeros ingresos del planeta es el «turismo médico». La gente adinerada acude al planeta a hacerse algunos retoques y SaludCorp tiene una merecida fama de tratamientos estéticos. Eso les da la idea de alojarse en uno de los hoteles que SaludCorp tiene para sus pacientes (una mezcla de hotel y clínica) y hacerse pasar por pacientes que quieres algunos «arreglillos».

Max se interesa por los sistemas informáticos del hotel y mientras hackea el sistema (le cuesta más que el de la aduana) el resto de los miembros de la 808 decide investigar el hospital y, sobre todo, las tarifas del establecimiento. Preguntan: «¿qué me costaría subirme un punto de fuerza o de destreza?» No a todos les parece caro el precio ni el tiempo de recuperación, pero el mando les hace entrar en razón y comprenden que no han venido a eso, quizás luego, cuando acaben la campaña.

Max les comunica sus resultados en su investigación:

  • SaludCorp tiene muchas investigaciones en marcha.
  • El paquete de Duram llegó al planeta y a través del espaciopuerto privado fue enviado directamente al despacho de Cintilla Maldan, una especie de vicepresidenta de la corporación SaludCorp.

Al solicitar información para los diferentes tratamientos, la eficaz gente de las instalaciones le ha sacado sangre a todos (menos al veddio que estaba a otras cosas). Es un procedimiento estándar para estudiar los casos de forma personalizada. «¿Ese todos incluye a Jango?» (Recordemos, un experimento genético desconocido). Pues sí claro, por qué no íbamos a sacar muestras al niño. Esto genera un momento de confusión. Liralaf, que es médico, intenta recuperar las muestras antes de que alguien se dé cuenta que Jango es un espécimen con muchos secretos, pero sus dotes solnudistas no le dejan pasar de la puerta del laboratorio. «No, disculpe, señor, esto no es para clientes». Finalmente vuelve a intervenir la magia de Max que consigue que el sistema «traspapele» la muestra con un lote asignado para su destrucción.

Mientras eso ocurría, Jango, ajeno al peligro que corría, empieza a prestar atención a lo que sucede fuera del hospital (la curiosidad de los niños) y descubre a unos interesantes robots vándalos. Es una especie de nube de microrobots cargados de pintura que actúan al unísono para hacer pintadas en las paredes. Todas ellas contra SaludCorp. No duran mucho porque los robots de limpieza de las instalaciones atacan las pintadas como si fueran un virus infeccioso.

Jango se lo señala a Gustav y juntos deciden perseguir al enjambre. Tras recorrer varias calles de la ciudad ven como el enjambre entra en un apartamento de un alto edificio. En su interior conocen a Quinto Lucas quién no parece muy sorprendido de verles.

Una rápida investigación les permite saber que Quinto Lucas es un conocido periodista, con un blog en el que habla contra las «bondades» de SaludCorp. Le explica a Gustav que la corporación tiene amañada las elecciones en el planeta: el 15% de la población trabaja para la corporación, un 10% son trabajos indirectos que dependen de que la corporación siga mangoneando en Humuma y, por si fuera poco, SaludCopr financia el salario mínimo al 20% de la población. Si a estos le sumas la gente amiga de los beneficiados y a los parientes, SaludCorp tiene un gran porcentaje de voto cautivo y sus candidatos ganan todas las elecciones. Humuma es un paraíso, siempre que no te importe que te gobierne el diablo.

También le cuenta que aunque el turismo estético parezca una fuente de recursos, el verdadero capital de SaludCorp es la venta de órganos. Estos órganos los consigue de los cuerpos de los beneficiarios del salario mínimo. Uno de las condiciones para percibir este subsidio es que donas todos tus órganos a la corporación. En otras palabras, no te pagan un salario mínimo, están comprando tu cuerpo a plazos.

Y finalmente, señala Quinto Lucas, otra fuente de beneficios es el envío de medicinas al Sector Libertad. SaludCorp es una de las principales vendedoras a la Armada y a las ONG.

Tras esta animada charla política, Quinto Lucas invita a Gustav a reunirse con miembros de la oposición en la lonja.

Reunión clandestina

Al llegar la noche, la 808 toma posiciones en la lonja a la que les invitara Quinto Lucas. No van todos juntos, sino que se reparten en varias mesas para controlar la situación. Incluso investigan la lonja de la cita y descubren que está a nombre de un tal Qüentorres Broun (sí, es un homenaje).

Gustav y Jango se sientan con Quinto quién les presenta a Hayex, la líder de la oposición en el parlamento. Ella se lamenta de la dificultad de su trabajo porque las instituciones del planeta están compradas por SaludCorp y casi ninguna de sus propuestas llega a buen término: cuando no la para el parlamento, las paran los tribunales. Está muy desesperada. Gustav les cuenta su problema (sin dar muchos detalles) y Hayex le ofrece ponerle en contacto con una empleada de SaludCorp con problemas económicos. Es una especie de soplona que tiene en el interior y que le cuenta cosas de la empresa a cambio de algún soborno. Seguramente pueda ayudarles.

Así es como conocen y entran en contacto con Elsa Matasanz y gracias a ella (y a algunos estándar intercambiados entre modium irrastreables) consiguen un plano del laboratorio donde está la muestra traída desde Duram y su mortífera nebulosa negra.

Ya tienen claro lo que van a hacer: entrar en el edificio principal de SaludCorp con seguridad privada de las buenas, escabullirse hasta un laboratorio de acceso restringido y localizar, manipular y destruir la muestra.  Rutina para la 808 o eso creen…

Una respuesta to “Exo – 3×08 Campaña 808 (El silencio de los muertos) – A por SaludCorp”

  1. Exo – 3×09 Campaña 808 (El silencio de los muertos) – Miedo a las alturas | Barrilungos Says:

    […] la corporación (que les ayuda por dinero), tenían todos los triunfos de su mano (o eso creían, ver entrada anterior). Poco podían imaginar que la malvada corporación de SaludCorp era realmente […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: